Un acercamiento al Islam

Imagen relacionadaEtimología

La palabra Islam deriva de una raíz verbal, aslama, que significa redención, entrega, sometimiento a Alá, el significado religioso quiere decir dirigir el alma o el rostro en dirección a Dios. Musulmán significa sumisión de uno mismo o de la persona a la voluntad de Dios, entonces también puede entenderse como alguien que cumple o práctica el Islam.

La Doctrina de la religión Islámica, eje de toda la vida musulmana

La doctrina religiosa islámica está basada en cinco principios o columnas básicas tanto interiores como exteriores, son deberes que dan testimonio desu fe:

-Repetir el credo, el testimonio (shahada): “Nohay más Dios que Alá; Mahoma es el mensajero de Alá”.

-Oración (as-salat), mirando a La Meca, cinco veces al día.

-Limosnas o diezmo (az-zakat), dar un porcentaje de los ingresos de la persona así como del valor de alguna propiedad, con el fin de ayudar a los necesitados y purificar los bienes del hombre ante Dios mediante la caridad (más tarde se convertiría en el único tributo eclesiástico de los musulmanes)

-Ayuno (as-siyam), muy en especial durante la celebración del Ramadán, cuya duración es de un mes.

-Peregrinación (al-hayy), una vez en la vida, todo musulmán tiene que hacer la peregrinación hacia La Meca, las únicas verdaderas excusas son la pobreza y la enfermedad.

Un sexto pilar puede ser considerado el Yihad, que puede ser entendido como la capacidad o el recurso del que se vale alguien cuando se está en contienda con otros. No es aceptado por toda la comunidad musulmana. Aunque, muy aparte, también tenemos seis pilares que vendrían a ser parte de las llamadas acciones interiores de la fe musulmana, que la sostiene y que todos sus creyentes deben aceptar como esencia del dogma islámico. Son las siguientes:

-Fe en un solo Dios, Alá, el cual no tiene representación en diversas personas, es una unidad. El término deriva de una raíz semítica: Él. La utilizan también judíos y cristianos que hablan árabe. El Islam, particularmente, le da muchos nombres, además de Alá, cerca de 99, con varios rumores de que existe un número cien, también se le dice rabb o señor, se le debe obediencia absoluta pues es el creador de todo lo que nos rodea, el creador del Universo.

-Fe en los ángeles, pues son las creaciones de Alá, sus fieles servidores y que traen mensajes a los humanos como Gabriel, se debe alabar a todos, sin excepción, tanto a los conocidos como a los desconocidos.

-Fe en los libros sagrados: la Torá, el Evangelio, los Salmos, los Rollos de Abrahán, el Corán.

-Fe en muchos profetas, pero siempre en un solo mensaje. Adán fue el primero de ellos y entre otros tenemos a Abrahán, Moisés, Jesús, y el “sello de los profetas”, Mahoma. Se les considera humanos, quienes no alteraron el mensaje para el que fueron enviados, no tienen calidad de divinidad y no responden si se les solicita ayuda. El Corán llega a mencionar hasta más de veinte profetas.

-El último día o Día del Juicio Final, en la que todos los muertos se levantaran de sus tumbas, resucitarán. En base a sus actos en vida recibirán un libro donde se mencionan, los humanos los recibirán en una de sus manos en base a si fueron actos buenos o malo, si lo recibe en la derecha iría al Paraíso, en la izquierda, al Infierno. Mahoma fue el iniciador de los primeros tiempos y en los últimos volverá el profeta Jesús.

-Fe en el destino o predestinación, en sus cosas buenas o malas. No hay nada que suceda sin que haya sido por la voluntad de Dios pues su conocimiento abarca todas las cosas y él es el responsable de todas las creaciones y los actos de las mismas (sin embargo se cree que el humano posee cierto libre albedrío, el cual no es total).

Organización social

La organización social del Islam es heterogénea, diversa, por lo general podemos establecer tres grupos: primero constituida por los árabes que copaban casi todos los cargos públicos y administrativos, eran aristócratas, nobles, dueños de grandes territorios y riquezas, militares, el único tributo que podía llegar a pagar un musulmán era el zakat o limosna legal; seguían los muladíes o neomusulmanes conformado por los recién convertidos al Islam; los dimmi o dimmies (también llamados zimmies), protegidos que cumplían algún cargo de segunda categoría en el estado, también se dedicaban al comercio u oficio, se incluían aquí los cristianos y judíos que debían pagar un tributo; finalmente estaban los esclavos quienes no tenían derechos. Como en cualquier sociedad, los habitantes de los actuales países o sociedades islámicos cuentan con derechos y deberes, aunque no sólo de tipo civil, sino también religioso, el eje sobre el cual giran sus vidas y se basan su organización social.

-En la sociedad tienen prioridad los deberes hacia Dios.

-Siguen los deberes del ser humano para sí mismo como por ejemplo evitar la gula, la higiene personal, depilarse las axilas y el pubis, perfumarse, cultivar la mente mediante el conocimiento, realizar buenas obras, de caridad, para purificar el alma y fortalecer la moral y la ayuda dentro del grupo humano.

-Los derechos que se tiene para con los demás. Por ejemplo con la familia se debe sostener buenos vínculos y relaciones, honrar a los padres y obedecerlos, sobre todo a la madre; si bien se admite la poligamia, se debe tener profundo respeto por la esposa, o las esposas por parte del hombre dándole buen trato, vivienda, comida, etc. Por parte de la mujer no se le permite estar con otros hombres o hacer ingresar a su casa a otras personas si es del desagrado del marido, debe atenderle en cuanto el le requiera. En cuanto a los hijos, debe dárseles un buen nombre, reconocerlos, no se debe tener preferencia de ningún tipo, ni afectiva ni por el sexo. Se les debe instruir en muchas cosas de la vida cotidiana para que sean útiles así como brindarles educación. Con los parientes, vecinos o allegados se debe tener una política de buena vecindad, vivir en armonía, no burlarse de su precariedad en caso la hubiera, por ejemplo no comer delante de otros sabiendo que les es escaso el alimento.

-Finalmente la sociedad tiene derechos sobre los recursos que Dios les ha otorgado en la naturaleza.

Organización económica y su relación con la religión

Como acto de adoración: el musulmán cree que toda actividad económica es un acto de adoración, el trabajo debe ser digno, justo y destinado al bien, deber ser permitido por las leyes, siendo así considerado un acto de adoración. Se tienen en cuenta los siguientes principios:

Conciencia del conocimiento de Dios: Por una cuestión de adorar a Dios se deben evitar malas acciones en este ámbito también. Ellos son el engaño, el robar, corrupción, ser haragán o mostrar un mal desempeño. El vendedor debe mostrar iguales valores contra estos pecados. Dios ve todo en todo momento.

Uso racional del dinero y de los bienes: Alá también busca eso en los hombres, ya que los bienes, el dinero, en síntesis lo material, puede ser motivo de alegrías y confort, así como también de divisiones o disputas. Los bienes terrenales no deben ser el eje de la vida, tampoco el dinero, sólo debe ser algo indispensable para vivir bien, además de ser usado, por mandato de Dios, en actos de caridad y donaciones. Todo lo material que se obtenga, no es sólo porque los humanos se los buscaron, sino porque también Alá les concedió esa gracia.

Alejarse de lo prohibido: se hace referencia a la adquisición de bienes perjudiciales para el cuerpo y el alma como el alcohol, drogas, pornografía, la usura, la avaricia, las apuestas, el soborno, etc.

Asimismo se respeta la libertad económica de cada quién. De hecho, los musulmanes han sido desde siempre grandes comerciantes. Pero cuando la actividad económica afecta el bienestar general, este se antepone al bienestar individual, con una retribución. Practicaron la agricultura como principal base económica, el comercio, la ganadería, entre otras actividades; el sistema financiero estatal se sostenía a través de la recaudación tributaria, los impuestos o jaray eran varios, principalmente a la tierra. Los árabes, a pesar de ser relativamente nómades, llegaron a aprender muchas técnicas de riego, cultivo y crianza de animales de los pueblos cercanos de Medio Oriente. El sistema que utilizaron fue el esclavista y feudal-esclavista, algo lejano del feudalismo que creaba siervos en Europa, aunque muy parecido.

Lo mundano y lo espiritual

Los bienes y las riquezas no distinguen al ser humano ante los ojos de Alá, sólo la obediencia a éste es la diferencia entre creyentes. En muchos estados del mundo, pero especialmente en los de lengua árabe se utiliza el dinar como unidad monetaria. Argelia, Kuwait, Irán, Irak, Macedonia, Libia, entre otros siguen utilizando la moneda. Algunos países no árabes lo usan debido a la influencia que dejó el Imperio Otomano tras su desaparición. También podemos señalar la moneda de plata llamada dirham.

Las leyes están determinadas obviamente por Dios, Alá, y organizaban todo la vida social del Islam y del poder del estado y la posición del califa a partir de la dinastía abasí como especificamos más arriba. El Sharia o saria es el derecho canónico, el cuerpo de derecho islámico, es la ley formada durante la escolaridad, un sistema de deberes que el musulmán tiene por compartir la fe islámica, el resto de su vida. Esta basada en principios del Corán y reglamenta toda la vida religiosa, política y económica de los musulmanes. Por lo general se prefiere ante cualquier sistema debido a: su fuente que es Alá, el creador de todo; sus benignos propósitos que son los de mejorar, purificar, tranquilizar el alma, llenar de buenos valores a la humanidad como el honor, la honestidad, etc.; por la recompensa que se obtiene; el hecho de actuar y obedecer las leyes de Alá, es alabarlo y la esperanza de recibir una recompensa tanto en esta vida como en la otra, lo contrario significa el castigo; por mantener un orden continuo, ya que lo prohibido, el pecado, nunca debe estar permitido, se trata de una ley perpetua que no se basa en ideologías, sociedades, o tiempo, debe ser objetiva, pues no se podría permitir una discusión sobre interpretaciones de lo que esta bien o esta mal, sino cada quién tendría la suya; finalmente por ser general y totalizadora, apuntada a todos lo seres humanos de todos los tiempos y lugares, encerrando todos los ámbitos de la vida humana (cultural, social, etc.).

-También tenemos el Hadiz o Sunna que son los registros de una acción o de dichos del profeta. Se puede aplicar a todos los otros profetas, no sólo a Mahoma.

-El Corán es otra fuente, revelada por Gabriel a Mahoma. Las leyes allí descritas se llaman hudud. Se prohíbe el matar, el consumo de alcohol, los juegos de azar, la infidelidad; a su vez se da una doctrina social por ejemplo sobre la herencia, el matrimonio, la oración, los bienes, etc.

Algunas expresiones culturales

Empieza con la Hégira, o la salida de Mahoma de La Meca a Medina, equivalente al 622 d.n.e. del gregoriano. Es un calendario lunar de 354 ó 355 días.

Entre sus festividades se distinguen dos: Eid al-Adha o celebración del sacrificio. Se sacrifica un animal a Dios, pues este salvó al hijo de Abrahán; y Eid al-Fitr o banquete de caridad, representa el fin del Ramadán (noveno mes del calendario musulmán en el cual se practica el ayuno), se realizan oraciones y se celebra un desayuno que marca el fin del mes de ayuno.

La escritura del musulmán es el árabe, que luego de la expansión del islamismo gracias al período omeya en sus primeros tiempos, consiguió imponerse sobre las lenguas de otras tierras que se iban sometiendo. Por lo general su caligrafía se ve presente y está relacionada, con el arte de las mezquitas y otros lugares sagrados. El Corán, el libro sagrado del Islam está en árabe, es decir que se enlaza la lengua al libro, exigiendo que la persona que quiera convertirse o estudiarla aprenda el idioma. Entre los musulmanes no es aceptado que se traduzca el Corán porque se considera un agravio y se alega que podría distorsionarse el mensaje original.

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*