Joseph Stalin: El otro genocida

Infancia y juventud de Stalin

Hijo de un humilde zapatero alcohólico, Iosif Stalin vino al mundo el 27 de mayo de 1872 en Gori, Georgia. Creció en un hogar estable hasta el posterior cambio de su padre  quien a causa de su alcoholismo perdió su único negocio llevando a su familia a la quiebra. Gracias a algunos amigos el joven mostró cierta pasión por la lectura y marchó a una escuela parroquial. Era buen estudiante así que se graduó con destacadas notas a los 14 años, lo que le valió una beca para el seminario de Tiflis perteneciente a la Iglesia Ortodoxa en 1894.

Joseph_StalinStalin no quiso ir, pero asistió resignado porque podría obtener una educación respetable. Además,  recibiría un pequeño salario que le ayudaría en su manutención . Sin embargo, su verdadero  interés  fueron siempre  los círculos revolucionarios los que  frecuentaba a la par del seminario. Obviamente, esto, sumado al apoyo que daba a la propaganda le valieron ser expulsado del seminario  de sus exámenes finales. No sería sino hasta 1900 cuando toma contacto con personalidades más entendidas en el tema. Luego de años a la deriva, fueron los iskritas quienes ayudaron a Stalin y sus compañeros de Georgia a montar una imprenta clandestina, a cambio de que se marchen a Bakú.  Así se inició en el ámbito revolucionario. Con el tiempo,  el georgiano pasaría a la clandestinidad sufriendo numerosos arrestos y un destierro a Siberia.
Cuando la división entre mencheviques y bolcheviques se generó, Stalin se afilió a las filas de estos últimos. Gracias a sus contactos y su apoyo incondicional al partido pudo viajar a Londres y a varios lugares de su patria. Este apoyo se vio reflejado cuando llegó la Revolución de 1905 en el que Stalin reflejaría sus inquietudes y su pasión política. Dos años después se casa por primera vez con una mujer que moriría en 1907 y con quien tendría a su primer hijo, Yakov, quien muere años más tarde de modo trágico en un campo de concentración nazi pues Stalin se negaría a rescatarlo. Su apoyo posterior, a pesar de la persecución que el gobierno podía ejercer a la propaganda del partido le sirvieron ser nombrado como editor de Pravda,  el diario oficial del partido bolchevique.

Era ya 1917  y los sucesos de febrero de aquel año llegaron y todo cambió para los comunistas. La vida de Stalin no podía ser la excepción. Lo raro es que el georgiano asumió una posición que, de momento al menos, pareció beneficiar al gobierno de Kerensky. Su participación en octubre también fue modesta, aunque ya estaba logrando introducirse en las altas esferas del partido. A menudo peleaba con el que sería su gran rival por la sucesión: Trotsky.

La Guerra Civil rusa y el ascenso al poder

Sin embargo, Stalin ya había conseguido fama y contaba con el favor de Lenin. Adquirió prestigio como jefe de propaganda, redactor  y en el mismo campo de batalla con motivo de la Guerra Civil Rusa. Stalin dirigió a los soviets en múltiples frentes y se ganó una fama de estratega prudente, aunque sagaz y con una gran dosis de sangre fría. Una de las ciudades donde quedó grabada su genialidad fue Tsaritsyn, la futura Estalingrado, bautizada así en su nombre.

Terminada la guerra, el 3 de abril de 1922, Stalin ya era alguien de peso en el partido así que es  nombrado Secretario General del Comité del Partido Comunista. Un cargo que el luego se encargaría de hacer el más importante del país, pero que en ese momento era, por supuesto, secundario. Sin embargo, Stalin era ya un viejo lobo político. Desde su posición consiguió colocar a las personas de su gusto, mientras quitaba a otras. Lenin, convaleciente desde 1923, detecta estos movimientos y sugiere a Trotsky como sucesor.

Lenin muere en enero de 1924  y las peleas entre Stalin y Trotsky no se hacen esperar, en especial,  porque este último pretendía la revolución continua, esparciéndola a todo el mundo mientras que Stalin solo quería concentrarse en reorganizar Rusia. Poco tiempo después Trotsky sería expulsado de la URSS y calumniado por Stalin, quien lograría eliminar o quitar de escena a Kamenev, Zinoniev, Bujarin, entre otros quienes son traicionados pese a su incondicional apoyo a Stalin. El líder ruso  afirmaría que estas acciones eran necesarias para acabar con todas las facciones que impedían la unión del partido bolchevique.

Los planes quinquenales, purgas y la segunda guerra mundial

Los planes quinquenales fueron varios, prologándose por décadas:  básicamente eran proyectos que debían alcanzar los objetivos en unos cinco años basados en una transformación de toda la URSS, incluyendo la reactivación de la industria, la eliminación de grandes terratenientes y el pequeño campesinado (kulaks), la generación de empleo, así como modificaciones grandes en la educación, cultura, fuerzas armadas etc. Obviamente, muchas medidas fueron despóticas y maquiavélicas como el asesinato de casi 10 millones de kulaks. Sin embargo, a pesar del cinismo es cierto que estos planes con los que Stalin puso a trabajar a un país de más de 100 millones de habitantes, llegaron a ser fundamentales para que la URSS sobreviva.

Otra de sus acciones más conocidas fue la denominada “purga”. En efecto, la primera de estas persecuciones y listas de la muerte se originó hacia fines de la década del 30. No se perdonó a nadie: políticos, intelectuales, campesinos, pobres, ricos, militares y hasta los mismos comunistas que resultaban sospechosos, además de mujeres, hombres, jóvenes y adultos. En los años previos a la guerra, Stalin reconoció que la URSS aún era muy inferior a Alemania y que las purgas habían eliminado a gran parte de los oficiales destacados de su país. Se limitó meramente a enviar espías por todas partes y a firmar el Pacto de no Agresión Ribbentrop-Molotov. Obtuvo la alianza pero también la guerra. En realidad,  Stalin no respondió nunca a ninguna agresión de Hitler, pero a partir del 22 de junio de 1941, enfrentaría el reto más grande de su vida.  Pasaría así una etapa de depresión y finalmente se reanimaría empezando  a dirigir a sus tropas, admitiendo los consejos de diversos militares, a diferencia de Hitler, quien asumía el cargo absoluto de las fuerzas armadas.

Los alemanes triunfaron en un principio, pero los rusos devuelven el golpe hacia 1942 deteniéndolos en la ciudad de Estalingrado donde se peleó durante casi seis largos meses hasta que los soviéticos obtienen una gran victoria, la primera en toda la guerra. Stalin no fue piadoso con los prisioneros y muchos de ellos sirvieron como mano de obra gratuita para poder reconstruir las ciudades alemanas. Serían los soviéticos quienes tomen la capital Berlín en mayo de 1945, derrotando a los nazis. El conflicto sirvió, además, para acercar a Stalin a las potencias occidentales, luego de que se reuniera con Churchill y Roosevelt, ambos sus aliados durante la guerra, en varias ocasiones. Sin embargo,  ya desde esas reuniones  queda patente que el mundo se dividiría en una nueva guerra. En efecto, luego del conflicto armado más atroz de la humanidad, la URSS se había convertido en una superpotencia. Los planes quinquenales le habían permitido sobrevivir y ahora le permitían crecer como nación.

Los últimos años de Stalin en el poder

Totalmente asentado en el poder como un gran dictador, los últimos años de Stalin se basaron en una política por expandir y apoyar a los movimientos comunistas en el mundo. Se exaltó lo soviético y lo nacional. También se negó a desalojar Europa del este incluyendo Alemania y Berlín oriental. Además,  generó la carrera armamentística de su país que lo llevó  a presenciar la primera detonación de una bomba atómica en la URSS. Stalin en sus últimos años se dedicó a apoyar a los comunistas en guerras como las de Corea, la crisis en Indochina y también a Israel, país al que reconoció y al que posteriormente criticó por sus acciones. El único gran fracaso fue con China, país con el que no se logró ningún acuerdo a pesar de que los comunistas tenían ya el poder. A partir de 1950, su avanzada edad hizo que su salud desmejore. Sucedió, entonces,  extraño envenamiento que le causaría la muerte.   Muchos  especialistas afirman que fueron sus partidarios quieness tomaron la decisión de desaparecerlo temiendo una nueva purga. La mañana siguiente lo encontrarían botando espuma por la boca. Murió el 5 de marzo de 1953  luego de una larga agonía. Su cuerpo fue visitado por millones de personas y  aunque se  creía que iba a ser embalsamado junto al de Lenin,  sus sucesores prefirieron   tildarlo de loco, asesino y paranoico, siendo enterrado en algún lugar del Kremlin…esa fue la vida del mayor genocida soviético de toda la historia.

Related Posts with Thumbnails

Comments

comments

pensamientos de 6 \"Joseph Stalin: El otro genocida\"

  1. El gran genocidio d Stalin son las “purgas” , los célebres “procesos de Moscú” q trajeron ocasionada la muerte (fusilamientos, deportaciones, destierros) de mas d 30 millones de soviéticos a través d la KGB q funcionaba exactamente igual q la inqisición d la iglesia católica. Con el agravante q las víctimas no fueron los pro-capitalistas , ni la vieja nobleza zarista, sino los opositores d izqierda y todos los trabajadores y milicianos q reclamaban q se respetaran las libertades (sindicales, laborales, nacionales y personales q habían impuesto los primeros años d gobierno de Lenin y Trotsky- allí se le devolvió la soberanía a Suecia y Finlandia anexadas x el zarismo a la Gran Rusia; se les permitió a los anarqistas tener su propio territorio y su propia organización hasta q se comprobó q estaban colaborando con el ejército blanco d los 14 países imperialistas q qerían derrocar a los soviets, se despenalizó la homosexualidad, se decretó la libertad d cultos, se declaró la igualdad social de la mujer respecto al hombre en todos los ámbitos sociales, se condenó el concepto d nacionalismo a favor d el internacionalismo q suprimiera las fronteras del mundo en base a la hermandad humana); todos éstos fueron las víctimas del genocida Stalin.
    Y Disiento con la afirmación q los planes qinqenales ayudaron a “sobrevivir” a la URSS, ya q los planes q impulsó stalin nada tenían q ver con los q debían seguir a la NEP (nueva economía política) ya q en lugar d apuntar el desarrollo sostenido de la industrialización, los 3 qinqenios entre la muerte d Lenin y la IIGM el burócrata sólo se dedicó a fortalecer a una camarilla d delincuentes corruptos q mantuvieron el histórico atraso d Rusia respecto a Europa, x ésta razón fué q de los 55 millones d víctimas q dejó la IIGM, 30 millones fueron d la URSS, mientras Alemania atacaba con tanqes y aviones, Stalin aún conservaba los cosacos q usara Nicolás II , ya q ni siqiera conservó la modernización q introdujo Trotsky luego d la IGM.
    Aparte d las miles d traiciones a todas las situaciones revolucionarias en todo el mundo como Alemania ’26, Hungrìa ’24, Inglaterra ’27, China ’28, y su permanente alineamiento con el imperialismo, contra Perón, contra Sadat, contra Palestina, apoyando al nazi Metaxas en Grecia, etc, etc.
    Recomiendo leer el libro, “Stalin, el gran organizador de derrotas” de León Trotsky.

  2. Stalin ejecuto a sus perseguidores, y se le culpa de las muertes por hambruna. En alguna forma podría llamarsele genocida. No mayor que los genocidas capitalistas que dejan morir a 5 millones de personas cada año por inanición.
    A Mao también se le acusa de genocidio.
    No directamente, sino causado por la hambruna.
    Lo cierto es que como sea, dieron rumbo a sus países y los transformaron y dejaron su legado.
    Mayores y crueles genocidas, se pasean impunemente hoy día.
    Finlamente a Stalin le debemos que Hitler no conquistara el mundo, y si bien empezó la guerra fría fue tan culpable de ello como sus contrapartes agresores e imperialistas norteamercianos, que de genocidio conocen mucho, masacrando varias naciones, desde Vietnam hasta Irak.

  3. Roberto, tienes razon, ahora se estan paseando Kim Jong en el norte de Corea y los superdemocratas herederos de Chaves, Los Castros y demas amigos de la democracia.

    Rusia es ahora una oligarjia hipercapitalista y China se encuentra en la fase de desarrollo supercapitalista con los mismos principios y bases que a los que tu llamas imperialistas y dirigido paradojicamente por un partido que se llama comunista.

    Claro esta el legado, que la ideologia comunista se ha descafeinado totalmente y no tiene casi nadie que la siga, excepto algunos ilusos poco informados en los paises democraticos y que les venden la moto desde hace 40 años

    Con la claridad que expones tu pensamiento, pienso que tendras tu informacion de primera linea y habras estado en Rusia suficientes veces y te habras informado bien de lo que comentas. O solamente hablas de lo que has leido en no se que libros de historia o panfletos partidistas ?

    Yo he trabajado en Moscu despues de la caida del Muro de Berlin y se lo que me digo pues pude ver en primera linea el legado.

    Mira lo que me paso para que veas quien come y quien no:
    Fuimos invitados en 1992 a cenar por el servicio de inteligencia, que nos habian contratado para renovar unos Hoteles, ya que eran ellos los nuevos capitalistas e inversores en su pais y mientras en los pisos de arriba del edificio , vivian viudas de veteranos de guerra que no tenian casi para comer y salian a pedir por la calle, en el mismo edificio de viviendas, en las catacombas y sotanos, bien camuflado, y pasando por unos tuneles, se abrian las puertas de unos salones lujosos como en los mejores hoteles y en las peliculas de James Bond.
    En la cena se sirvieron por preciosas señoritas desde Caviar, Langosta y Champan frances aparte de deliciosas carnes y pescados imposibles de conseguir en ningun restaurante de la ciudad. A la pregunta de que de donde salian tan exquisitos productos, se nos contesto que la linea aerea oficial rusa, lo aportaba diariamente para los dirigentes de el partido. estamos hablando del 1995.
    Moscu es ahora practicamente la capital mas capitalista y cara del mundo, donde las empresas mas elitistas del mundo se dan la mano para vender sus productos. LOEWE, Loouis Vuiton, TAG Heuer, Mercedes, Ferrari …….etc.etc.
    Stalin hacia que sus perseguidores como tu dices, se metieran vivos y desnudos en barriles en Siberia en invierno, los tapaban y los sacaban al exterior a 30 bajo cero para que se congelaran y poderlos enterrar mejor, ya que no se les podia enterrar bien si no. Esto lo hacia a los positores o perseguidores como tu les llamas, por que el terreno estaba completamente congelado y los cadaveres no podian estar por ahi durante todo el invierno, pues era poco estetico.
    Estamos hablando de miles de personas. Esto que cuento me lo comento un amigo ruso que su padre habia sobrevivido a las bondades del dictador genocida, hijo de un borracho maltratador d mujeres y que decia :
    LA MUERTE DE UNA PERSONA ES UNA TRAGEDIA. LA DE MILLOONES DE PERSONAS ES PURA ESTADISTICA. Este señor robaba las cosechas a los millones de campesinos en ucrania para dar de comer a los proletarios en las fabricas de armas.
    A Hitler lo frenaron una coalicion como espero que sepas entre los soldados imperialistas como tu ahora los llamas, de Estados Unidos, Francia, e Inglaterra, y Los millones de soldados rusos que perdieron la vida ante las trpas de Berlin. Stalin el valiente, no murio en batalla frenando a Hitler , murio solo, en su despacho que habia cerrado anteriormente asqueado de la vida y desconfiando de todo el mundo. Pues no dejo pasar ni a su hermana por que no se fiaba de nadie.
    Este señor fue el producto de un padre que con su alcohol y sus maltratos hacia su madre, genero un odio tan profundo en este niño que crio el monstruo mas efectivo, salvaje y genocida de la historia.

  4. Tienes razón en lo que Rusia y China son capitalistas. Lo son por los cambios a lo largo del tiempo. Pero son potencias, gracias a que no fueron destruidas en sucesivos momentos de la historia. La Rusia de Stalin siguió adelante en vez de ser destruida por Hitler. La China de Mao en vez de ser expoliada por las potencias occidentales, como lo había sido por mucho tiempo, sobrevivió, aunque se volvió capitalista.
    Ambas naciones son capitalistas, pero soberanas y fuertes.
    En cuanto a la segunda guerra mundial, se ve que sabes muy poco. Un 75 % de las bajas alemanas fueron en el frente soviético. Casi todos los tanques ,, aviones y demás equipamiento fueron destruidos en las estepas de Rusia. Es cierto. Inglaterra y EUA colaboraron, pero poco y tarde, por que odiaban a Stalin igual que a Hitler y deseaban ver destruidos a ambos.
    El mérito es mayormente para los soviéticos, y pese a todo Stalin fue su líder. Claro quizá no peleaban mayormente por el, pero le obedecían.
    Lo de los 5 millones de muertes al año son datos reales, como lo son los miles que han muerto en Vietnam, Libia, Irak (donde murieron mas de 500 000 personas). Stalin era horrible, pero delante tiene los mismos dictadores disfrazados de demócratas, que sin embargo, tienen buena prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*